domingo, 14 de diciembre de 2008

La Federación de Comunistas Anarquistas de la Periferia

1.- Las corrientes anarquistas revolucionarias –que parten de los individuos autónomos como parte de la clase de los oprimidos y de los explotados- así como los comunistas libertarios que vienen del marxismo revolucionario –consejistas, trotsquistas mandelsianos, luxemburguistas, comunismo de izquierda y de extrema izquierda-, y los liberales antimonopolistas, pueden y deben trabajar por la liberación nacional y social de manera asociada.

Pueden y deben rescatar el espíritu primigenio de la asociación internacional de los trabajadores (1864). El debate entre Marx y Bakunin no se soluciona mediante la síntesis hegeliana. No hay soluciones mágicas al centralismo democrático ni al federalismo espontaneísta que dispersa la concentración de esfuerzos colectivos en objetivos concretos de la guerra social.

No hay una metafísica de la autoridad ni de la libertad sino una guerra social y para ella hay que apertrecharse como para toda guerra. En nuestra época sólo hay totalitarismo en los países centrales: la totalidad del Estado-que-ya-no-es-del-bienestar se desmorona por las crisis permanentes del sistema, crisis de valores, de mercancías fundamentales y crisis moral. El “Estado de derecho”, criatura de la burguesía tras la Revolución Francesa de 1789 tiene cada día sólo derechos para las minorías aristocráticas. La burguesía de los países centrales es la nueva aristocracia.

Porque si no coinciden filosóficamente las tendencias socialistas y comunistas antes mencionadas en todos los matices sí coinciden sin embargo en el terreno de la praxis: acción directa de las vanguardias y de las masas conscientes; rechazo del reformismo y del arquetípico parlamentarismo burgués; instauración de una nueva sociedad justa e igualitaria que abra el camino al socialismo, primero, y al comunismo después. Incluso coinciden en los frentes de trabajo en la misma clase oprimida y explotada, unos proponen “consejos obreros” y otros “sindicatos de clase, autónomos, autogestionarios, antiburocráticos” que son, realmente, “sindicatos anarcosindicalistas” –de las viejas CGT mexicana , CNT española, CGT francesa, USI italiana- o “sociedades de resistencia al Capital” de la vieja FORA argentina. Desde mi perspectiva el “sindicato anarcosindicalista” o la “sociedad de resistencia” es el germen del “consejo obrero” –y así fue en la Revolución española-.

Y también coinciden en que el Derecho es una nueva arma de la guerra social. Hoy para la ultraizquierda, y de ella hablamos, es de suma importancia restituir el “Estado de Derecho”.

2.- Las afinidades no sólo pueden consolidarse sobre el terreno de valores filosóficos compartidos sino asimismo sobre el terreno de las vecindades prácticas y de las pertenencias dentro de la clase. La afinidad exclusivamente filosófica es estéril si dificulta el proselitismo del pensamiento antiburocrático, socialista y libertario. Si dificulta alcanzar a la amplia masa de mujeres y hombres que expropiados de sus derechos naturales a vivir una vida digna solamente se socializan dentro del ancho y ajeno mundo de las opresiones y de las explotaciones. Y en las esferas de la injusticia; que terminan creyendo que es una imposición divina o fatalidad de la miseria, de la pobreza, de la exclusión o de la marginación. La tarea de la vanguardia –a todos los niveles- es precisamente romper las cadenas de la servidumbre voluntaria sea ésta fundamentada en la creencia en un diseño del mundo de la vida establecido por Dios o en la fatalidad de haber nacido pobre. La tarea de la vanguardia es dotar de personalidad revolucionaria a los iconoclastas, a los rebeldes, a los vindicadores, al criminalizado por su origen racial, étnico, social, etc. Por eso los mejores cuadros del anarquismo social, organizado y revolucionario surgieron de los hospicios, de los bajos fondos, de los marginales sociales de abajo pero también de los marginales sociales de arriba: artistas rebeldes, iconoclastas de su misma clase social; Bakunin era de la nobleza rusa y Kropotkin príncipe, casi nada.-

3.- Ahora la vanguardia no puede ser solamente el conjunto de “panas burdas” que se insubordinan ante la autoridad -patriarcal o no- metafísica expresada en temperamentos y modas públicos. La dominación no es solamente el autoritarismo, éste es apenas uno de sus rasgos subjetivos. La dominación es el monopolio del poder y de las formas cómo las mujeres y los hombres producen la riqueza social y distribuyen esa riqueza; el dominio no sólo es subjetivo sino objetivo. Podríamos incluso decir que la dominación es objetiva y se objetiviza en los sujetos, cualesquiera sean sus sexos, edades y psiquis. La dominación es como una epidemia que se entroniza en la sociedad y en los individuos de esa sociedad: es la epidemia del capitalismo.

La vanguardia es vanguardia porque la clase parcela sus luchas a los territorios donde la dominación se brutaliza. Y, se trata de una respuesta global de las luchas parceladas y locales, se trata de transformar la solidaridad y el apoyo mutuo en elementos activos de un nuevo poder emergente, de un nuevo modo de producción: el poder popular –descentralizado horizontalmente, es decir, federado- y el modo de producción de los iguales: el comunismo. Esa cantinela de que “los anarquistas estamos contra el poder” es un salmo metafísico; el poder es siempre el “poder de” y llega a ser el “poder para” cuando ya no es poder. Es un elemento antropológico tan antiguo como la existencia humana, no se trata de suprimir el poder sino de dotar a todos de “poder de”. Todo comunitarismo disciplina a la masa mediante la educación y el trabajo, dos formas elementales del poder. El poder, deslastrado de su aureola metafísica que algunos filósofos han querido darle, es realmente formas sociales de disciplinación en el seno de la comunidad. Incluso, si se admite la forma de “contrato social” para justificar el poder entonces el contrato es el poder en esencia porque en una sociedad de iguales cómo se justifica que haya acreedores y deudores, quién obliga a quién y cómo. ¿La buena fe? La civilización humana –ninguna- se ha instaurado sobre la buena fe. Quizá los mayas, si hacemos caso de los zapatistas chiapanecos, descubrieron una fórmula del poder: “mandar obedeciendo”, y entre los indioamericanos las formas del poder sin privilegios han sido acuciosamente estudiadas por los estructuralistas.

4.- Los territorios de la lucha de clases generan organizaciones de masas de manera espontánea en las cuales subyacen todos los espíritus y todas las cosmovisiones, desde el radical al reformista, desde el izquierdista al fascista. Las fuerzas progresistas de izquierda, partidarias de la demolición de lo instituido conforman una vanguardia territorial y, por tanto, inconsciente o conscientemente forman parte de la vanguardia global. De lo que se trata es de que el pueblo, es decir, las gentes concernidas por la dominación parcial o total, adquiera la consciencia mínima de su potencial autoemancipatorio generando formas antimonopólicas pero asociadas de poder económico, de poder político y de poder generas nuevas relaciones sociales de la vida digna.

5.- La Federación es el principio organizativo de la Libertad. De la libertad de los iguales. Todo partido revolucionario salido de la crisis de la Internacional es, en el fondo, una Federación. Incluso el Partido bolchevique lo fue. Lo que ha sucedido es que mientras unos dejaron de tener contrapesos al centralismo democrático otros los conservaron. Mientras unos los diluyeron otros los tansformaron en categorías políticas. Y ni tan calvo ni con dos pelucas. La Federación centraliza lo necesario y descentraliza lo posible. El vínculo de la Federación es la responsabilidad militante del individuo, del revolucionario. Es un principio moral, es parte de la ética de los revolucionarios. Un principio de descuartización de la Federación en aras de una autonomía que al quedarse sola es inútil e inofensiva ya es, en cierta forma, la aparición de un darwinismo especial: el depredador se aleja de la manada para devorarla.

6.- La especificidad de los países periféricos es inobjetable. En la división internacional del trabajo tienen unas tareas específicas. Un alto porcentaje del comercio mundial se realiza en el mundo de la Tríada: América del Norte (Canadá y Estados Unidos), Europa (menos Rusia) y Japón. No existe el mundo ideal del liberalismo burgués ni del materialismo histórico que no reparó en que los recursos fósiles eran no renovables. Es incorrecto afirmar que en todas partes es lo mismo. Esta idea típicamente eurocentrista se puede traducir como: “en todas partes es lo mismo para los países centrales”. La independencia de las colonias fue en el fondo la disminución de costos del sistema colonial, pero el sistema sigue en pie. La lógica colonial no se ha evaporado ni podrá evaporarse si las fuerzas productivas de la humanidad no se reorganizan en otros sentidos. El “giro ecológico” y la “revolución feminista”, es decir, la recuperación por las vanguardias del “oikos” y del “bio” han aportado a la guerra social nuevas herramientas de combate. Nuevos espacios ayer irreconocibles aparecen en el horizonte. Los pueblos periféricos no tienen necesariamente que seguir las etapas del modo de producción del Capital Ecocida; puede organizarse la vida digna en la pobreza ilustrada mas no jamás en la miseria. Ser civilizado, ser cosmopolita, no es usar ropa de la alta moda francesa, almorzar comida japonesa y tener el hábito del “american way of life” sino fortalecer los nexos de solidaridad, apoyo mutuo y justicia entre todos los hombres de la Tierra. No están fatalmente condenados los países periféricos a seguir las “revoluciones industriales” de los países centrales; pueden generar formas novedosas de sociedad ecológica, pueden y deben aliar a la cultura con la naturaleza, pueden y deben reconciliar a la ciudad con el campo, pueden y deben ¡hacer la Revolución! Ni la receta de los liberales –el hombre átomo que signa el contrato social- ni la del materialismo histórico dogmático –el modo de producción del capital deberá desarrollarse hasta el punto de que dé paso al modo de producción del socialismo- son aplicables en la periferia. Ni en ninguna parte.

7.- El Estado no es ya el Estado que conocieron los fundadores de la doctrina. Hay que diferenciar entre lo Público y el Estado; entre la propiedad social y la propiedad del Estado, lo estatal. Asimismo hay que distinguir entre la Administración Pública y la Burocracia o Tecnoburocracia dirigente del Estado; y, también, entre los Aparatos ideológicos del Estado, los Aparatos represivos del Estado y los Aparatos de defensa del Estado nacional. Son todas ellas cosas distintas y producto de la evolución estatal desde las revoluciones Francesa, Inglesa y Americana hasta nuestros días. El estado en la periferia es realmente la periferia del Estado central. Los organismos nuevos que la guerra social irá produciendo darán cuenta del Estado. Nunca será lo mismo el Estado de Francia que el Estado de las Islas Marshall, ambos miembros de la ONU. Hasta los momentos el comunitarismo más o menos homogéno sólo ha podido expresarse mediante el Estado hasta que podamos tener una Confederación mundial de sociedades comunitarias regidas de otra manera. Pero eso es parte del tiempo del porvenir. De momento, sólo estamos seguros de que en el espacio sideral no existe el Estado mas sí el Capital.-

Floreal Castilla.-
Venezuela, 8 de Marzo de 2007.-

1 comentario:

lyonn attack. dijo...

Hola que tal comapñeros....

Esta es una invitación para ser parte de la comunidad de blogs que estamos intentando formar.

Nuestra idea es aportar nuestros conocimientos de la informática hacia temas que poco tengan que ver con éste, ya que con eso ayudaremos a la difución de distintas ramas del saber humano.

Existe en la página existen los términos y condiciones, los cuales, como novatos que somos, estamos tratando de pulir, es por eso que cualquier sugerencia hacia cualquier cosa será bienvenida.

La idea general es ofrecer un dominio de internet y un espacio en servidor para ustedes (el dominio es el que ustedes elijan), sólo permitiendonos poner algunos anuncios, ya que el servidor está bajo la renta. Con eso planeamos pagar los gastos.

Además, permitanme felicitarlos por el trabajo que han llevado. Soy un lector ocasional de su blog, ya que me gustan los temas filosóficos, sobtre todo el marxismo. Auque soy un novato, apenas he leido el Manifiesto Comunista y algunos escritos. Además de un poco de historia acerca de la revolución rusa, etc.


saludos y dejo el link y mail por cualquier interes.


http://blominente.com

rodrigo.ramos@blominente.com


saludos