domingo, 20 de septiembre de 2009

Luxemburguismo, versus autonomismo


Cada dia mas persuadido de que el luxemburguismo tiene dificultades solo insalvables por la ausencia de criterio y determinación para DECIR NO a ese "aire de familia", que no es precisamente el leninismo, sino el autonomismo, en versión "negrista" o en versión anarcovergonzante: Rosa Luxemmburgo teorizó y vivió, como Lenin, en clave de polémica y disputas tácticas - en esa clave heurística hay que entender su vida y pensamiento - con la derecha y centro socialdemoócrata y con el bolchevismo, sus opiniones sobre el anarquismo no son muy distintas a las de Engels. Que entre los anarquistas modernos se encuentren revolucionarios sinceros no es suficiente para explicar la "buena prensa" de la que el anarquismo goza en los medios liberales burgueses: al cabo, ¡no pretenden disputar el poder!
A ese "buenismo" se acopla Negri: conocedor de la "tendencia" del capitalismo, de la burguesía, a librarse de los estados, de los consensos y las "servidumbre democráticas" - o sease, de las libertades democráticas, de los derechos sociales, del sufragio universal - todavía se anticipa a ella y le marca el camino: ese camino es el de la barbarie, porque, digamoslo claro, por mucha barbarie que los estados capitalistas hayan y han protagonizado necesitaban de legitimación democrático-estatal, al exterior, fuera de los estados, todo lo que hay y que habrá ES UNA DICTADURA CAPITALISTA SIN PALIATIVOS, de las que las actuales "gobernanzas" son solo un anticipo.

LA BARBARIE ES LA APUESTA DE NEGRI: la sumisión por el terror, los actuales "libertarianos", los llamados impropiamente "anarquistas de derechas", el CATO Institute, los fieles de Ayn Rand, son mas consecuentes y menos falaces que Negri que en nombre de ¿que? desarma a los revolucionarios y los pone a jugar el juego de Imperio Estadounidense y de sus aliados subimperiales.

Estoy firmemente convencido de que los marxistas revolucionarios luxemburguistas debemos rehuir el tratar de ubicar al pensamiento de Rosa en ninguna "familia" o subfamilia política, asi pues, las distancias están bien claras frente a leninistas como a consejistas, sin embargo ¿lo está igualmente frente al anarcosindicalismo o a determinadas versiones del autonomismo?, para mi que nada tiene que ver con ellos, ¿porque? por sus toma de posición principista, maximalista antiestatalista, desde luego negada una y otras vez por sus practicas sindicales y tomas de posición política, adecuacionistas, posibilistas en tantas ocasiones, entonces, de ser así, y estoy persuadido de ello..¿para que sirven? ¡pues como ciertos tatuajes! ¡de señas de identidad de la tribu!
Con ese holgado pseudoradicalismo no quiero saber nada, no creo que tengamos que saber nada.

JM